San Jorge

San Jorge Patron de AragónSan Jorge nació según cuenta la tradición en el año 270 en Capadocia, siendo hijo de padres nobles y ricos. Mártir cristiano cuyo vacío biográfico ha sido llenado con diversas historias y leyendas, que lo presentan como un militar que después de confesar su fe cristiana, sufrió las mayores torturas y propició sonadas conversiones.

A fines del primer milenio, se forjó la leyenda de su lucha contra un terrible dragón para liberar una bella princesa o doncella. Su culto se extendió rápidamente por el mundo cristiano y su fiesta litúrgica se ha celebrado siempre el 23 de abril, tanto en los calendarios orientales, como en el romano y en el hispano-mozárabe.

La relación de San Jorge con Aragón comenzó en el año 1096 con la ayuda prestada por el santo al rey Pedro I de Aragón en la reconquista de la ciudad de Huesca en la batalla del Alcoraz. En el año 1461 las Cortes de Calatayud, convocadas por Juan II, dictan un fuero, escrito en aragonés, en el que se ordena a todos los aragoneses que "la fiesta del glorioso Martyr señor san Jorge, que caye a XXIII días de abril, sia en el dito Regno inviolablemente, e perpetua, guardada, observada e celebrada solemnemente..." En 1564, en las Cortes de Monzón, se confirma el fuero y se establece una multa de sesenta sueldos jaqueses a quien no guardase esta fiesta.

San Jorge Patron de AragónSu figura se relacionó con la batalla de Alcoraz (Huesca) de 1096, en el curso de la cual habría ayudado al ejército del rey Pedro I. Batalla rodeada de leyenda que relata como las tropas moras, situadas en Huesca buscaron el socorro del rey de Zaragoza Almozaben, que acudió al sitio con innumerables tropas. Al campamento cristiano acudió toda la nobleza montañesa con sus huestes, pero era inmensamente mayor el ejército musulmán. Apareció entonces San Jorge luciendo cruz roja en pecho y escudo, y trayendo un caballero con él con las mismas cruces. Comenzada la batalla, todos quedaron admirados por su valor, siendo la victoria para los cristianos.

El jinete era San Jorge, y en el lugar de la batalla levantaron una ermita en su honor. Su cruz roja en campo blanco fue la señal de Aragón y puede afirmarse que San Jorge ha sido formalmente patrono de Aragón desde la Edad Media.

San Jorge fue nombrado Patron de Aragón en el año 1461 por las Cortes de Aragón, reunidas en Calatayud.

Nombramiento de San Jorge como Patrón de Aragón

San Jorge y el dragón.

San jorge y el Dragón